02
Jue, Feb

PROHIBIÓ LA IMPORTACIÓN DE PRODUCTOS GENERADOS DE LA DEFORESTACIÓN

Agrícola
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times


La UE es responsable del 16% de la deforestación mundial mediante sus importaciones, y es segunda en destrucción de bosques tropicales, sólo después de China.
La Unión Europea (UE) selló ayer un acuerdo sin parangón en la actualidad para prohibir la importación de productos que hayan contribuido a la deforestación, como el cacao, el café o la soya, en vísperas de la COP15 de la Biodiversidad en Canadá. El acuerdo signado podría afectar a países de la región, entre ellos Bolivia cuyo principal producto de exportación es la soya, además de otros como el cacao y el café.

Las exportaciones del grano, producido en el departamento de Santa Cruz, crecieron en un 74,2% a octubre de 2022, llegando a establecer ingresos por $us 2.017 millones, de acuerdo con el presidente Luis Arce. “A octubre de 2022, las exportaciones de soya y derivados crecieron 74,2%, alcanzando USD 2.017 millones, el nivel más alto en 10 años”, aseguró el mandatario, según una nota de la agencia ABI.

El acuerdo atañe a otros productos como el aceite de palma, la madera, carne bovina y caucho, además de varios productos derivados como el cuero, chocolate, los muebles, el papel y carbón vegetal, según el texto alcanzado tras unas largas negociaciones entre el Parlamento Europeo y los Estados de la UE.

“¡Se trata de una primicia mundial! Es el café del desayuno, el chocolate que comemos, el carbón de los asados, el papel de nuestros libros. Es radical”, celebró Pascal Canfin, presidente de la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo.

Con la COP15 de Biodiversidad a las puertas (se celebrará en Montreal del 7 al 19 de diciembre), la decisión de la Unión “no sólo cambia las reglas del juego del consumo europeo, sino que incita a los otros países a cambiar sus prácticas”, comentó Anke Schulmeister-Oldenhove, del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), en tanto la ONG Global Witness aludió a “un momento histórico”.

La UE es responsable del 16% de la deforestación mundial a través de sus importaciones (sobre todo de soya y de aceite de palma, según cifras de 2017), y es el segundo mayor destructor de bosques tropicales detrás de China, según WWF.

La importación de productos se prohibirá si éstos proceden de tierras deforestadas después de diciembre de 2020.

Ampliar el ámbito de aplicación

El texto fue propuesto en noviembre de 2021 por la Comisión Europea y asumido en términos generales por sus Estados, pero los eurodiputados votaron en septiembre para reforzarlo con la ampliación de productos afectados, al incluir el caucho.

Estipula que la ampliación del ámbito de aplicación tendrá que plantearse como muy tarde un año después de que el texto entre en vigor.

Asimismo, la Comisión debe estudiar una posible extensión a otros productos al cabo de dos años, como el maíz; a otros ecosistemas ricos en almacenamiento de carbono y biodiversidad.

La UE podrá obligar a los bancos a rechazar créditos si están relacionados a la deforestación.

Datos adicionales

Financiamiento • Entre 2016 y 2020, los bancos radicados en la UE concedieron $us 30.000 millones a gigantes de la industria agroalimentaria.

WWF • El Fondo Mundial para la Naturaleza concluye que el texto aprobado es “imperfecto”.

Ampliación • La normativa podría hacerse extensiva a países con ecosistemas amenazados como la sabana del Cerrado (Brasil, Bolivia y Paraguay), donde se produce la mayor parte de la soya que consume la UE

Bolivia• El país exporta soya, café y cacao a la Unión Europea.