25
Dom, Ago

Soyeros cultivarán semillas transgénicas que no fueron probadas

Agrícola
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La HB4 e Intacta serán destinadas a la producción de biocombustibles, pero todavía no se conocen los protocolos para no mezclarlas con el grano de consumo.
Soyeros cultivarán semillas transgénicas que no fueron probadas Un campo dedicado al cultivo de los granos de soya, en el departamento de Santa Cruz. Foto: Archivo /

Página Siete, Manuel Filomeno / La Paz.- Los productores soyeros se preparan para producir en la campaña de verano 2019-2020 dos nuevas variedades transgénicas de soya: la HB4 e Intacta, destinadas a la producción de biocombustibles. Sin embargo, el Comité Nacional de Bioseguridad todavía no aprobó el procedimiento y su implementación da lugar a dudas.

Hace un mes, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, dijo que la campaña de verano del sector soyero incluirá dos tipos de semillas transgénicas, cuyos granos no servirán para el consumo humano.

“Sobre el tema de la biotecnología, se ha trabajado hasta el pasado martes y se ha concluido con la redacción de los procedimientos. Estamos trabajando para que desde la campaña de verano podamos hacer uso de las semillas (transgénicas) que se están evaluando, ese es un tema que está completamente avanzado”, declaró la autoridad.

No obstante, de acuerdo con el profesional encargado de Recursos Genéticos del viceministerio de Medio Ambiente, Rafael Murillo, hasta el momento, el Comité Nacional de Bioseguridad no aprobó el procedimiento para llevar a cabo la evaluación de los dos eventos transgénicos que se planea introducir al país.

“Hasta el momento, el Comité se ha reunido para formular el procedimiento de evaluación, sin embargo, resta aprobarlo y después de eso podremos iniciar con las pruebas de campo con las semillas”, señaló Murillo.

De acuerdo con el reglamento, el comité está conformado por dos delegados del Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, un delegado del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, otro del Ministerio de Salud; dos delegados del Ministerio de Medio Ambiente y Agua, un delegado de la Cancillería y otro del sistema universitario.

A mediados de abril, el Gobierno, a través de un Decreto Supremo, autorizó la conformación del Comité Nacional de Bioseguridad, que de forma extraodinaria debería establecer procedimientos abreviados para la evaluación de la soya evento HB4 (resistente a la sequía) e Intacta (resistente a las plagas), para su utilización en la producción de los biocombustibles.

El titular de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), Marcelo Pantoja, apuntó que el sector soyero está a la espera de la aprobación del procedimiento de evaluación y los reglamentos de uso de las nuevas semillas, para empezar a usar las nuevas variedades en la próxima campaña.

Pantoja precisó que los reglamentos deberán ser publicados hasta fines de este mes, para cumplir con las pruebas de validación de semillas y así implementarlas hasta la campaña de verano 2019-2020.

“Estamos sobre la hora, si bien el presidente (Evo) Morales y el ministro Cocarico nos dijeron que podríamos empezar a implementar las semillas desde la campaña de verano, hasta el momento no tenemos el reglamento ni la certeza de si podemos hacerlo, estamos a la espera y tenemos la confianza de que esto sea posible”, manifestó.

De acuerdo con el director de la fundación Productividad Biósfera y Medio Ambiente (Probioma), Miguel Angel Crespo, en otros países el proceso de evaluación de las semillas transgénicas puede demorar varios años, mientras que en Bolivia se planea autorizarlo en meses.

“Se pretende aprobar los dos eventos transgénicos en meses, cuando este proceso debería tomar, al menos, entre cinco y siete años de análisis y evaluaciones de campo, pero aquí se quiere hacer en tres meses. Eso es una terrible irresponsabilidad de parte del Estado”, indicó el experto en medioambiente.

Crespo agregó que las variedades de soya genéticamente modificada, que se buscan introducir en el país, no se encuentran en uso intensivo en ninguno de los países en los que se las probó y que en la actualidad la producción de soya de estas variedades está condicionada.

“En Argentina, de donde proviene la variedad HB4, actualmente la producción de esos tipos de soya se encuentra condicionada; lo mismo en Brasil y en Estados Unidos. Al parecer, lo que se pretende es utilizar a Bolivia como un conejillo de indias para este tipo de tecnología”, mencionó el director de la fundación Probioma.

Crespo: Soya transgénica se mezclará con la común

El director de la fundación Productividad Biósfera y Medio Ambiente (Probioma), Miguel Angel Crespo, indicó que la soya de las dos variedades destinadas a la producción de biocombustibles no podrá ser separada de los cultivos destinados al consumo humano.

“No hay una manera práctica de separar los granos; lo que van a hacer es mezclar todo el grano que existe y eso va a ir contaminado a la alimentación de los humanos”, afirmó el experto.

Crespo agregó que las variedades Intacta y HB4 son resistentes a los herbicidas glifosato y al glufosinato de amonio, en volúmenes mayores que las variedades que en la actualidad se usan en el país (Soya RR1), por lo que estas variedades contendrán mayores residuos de estos agrotóxicos, creando un peligro potencial para los consumidores.

“La soya que actualmente se cultiva resiste hasta cuatro kilos de glifosato por hectárea. Las variedades que se quieren implementar resisten de siete a 7,5 kilos la hectárea, así que el nivel de residualidad del herbicida es muy alto y al mezclarse con la otra va a ir a la alimentación de los bolivianos”, explicó.

El presidente de la Asociación Nacional de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo) Marcelo Pantoja, señaló que sí se separarán las cosechas de las distintas variedades de soya, pero la manera en cómo se lo hará dependerá del protocolo del Comité Nacional de Bioseguridad.

“Existe manera de separar la producción que irá destinada a los biocombustibles y al consumo humano, eso lo tiene que decir el comité en su reglamento”.

Decreto autorizó pruebas con las semillas

Norma De acuerdo con el Decreto Supremo 3874, del 17 de abril de 2019, el Gobierno, “de manera excepcional autoriza al Comité Nacional de Bioseguridad establecer procedimientos abreviados para la evaluación de la soya evento (tipo) HB4 e Intacta, destinadas a la producción de Aditivos de Origen Vegetal-Biodiésel”.
Plazo En su Disposición Transitoria Única, la norma establece que el Comité Nacional de Bioseguridad dispone de un plazo de 60 días desde la promulgación del decreto para aprobar los procedimientos de evaluación de las dos semillas transgénicas.
Variedades Las soyas HB4 e Intacta serán la segunda y tercera variedades en ser autorizadas para su uso dentro de Bolivia, ya que en 2005 fue aprobada la soya resistente al glifosato Soya RR1.