27
Mié, Oct

Aprende dos formas deliciosas de preparar estas semillas para que puedas aprovechar sus beneficios.

Agroindustria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Las flores de girasol son bellas adornando nuestros hogares y campos, su tono amarillo y su gran tamaño las hacen perfectas para nuestros jardines, sin embargo, también se pueden aprovechar en la cocina

, pues en el centro de la gran flor se esconde uno de los alimentos más saludables que podemos obtener de la naturaleza, estamos hablando de las semillas de girasol , así que si quieres conocer sus beneficios o cómo cocinarlas nosotros te diremos aquí.

Beneficios de las semillas de girasol
Las semillas de girasol están llenas de nutrientes como vitaminas , fibra y grasas saludables por lo que pueden traer muchos beneficios a nuestro organismo entre los que se encuentran la reducción en el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares , equilibrar los niveles de azúcar en la sangre y ayudan a combatir la pérdida ósea y los calambres musculares , entre muchos otros.

Semillas de girasol garapiñadas
Ingredientes

150 gramos de Semillas de girasol
150 Azúcar
150 mililitros de Agua
Las semillas de girasol que usaremos para esta receta deberán estar peladas con anticipación, para garapiñarlas solamente lleva todos los ingredientes a una olla a fuego medio, calienta hasta que el agua se vaya evaporando y se comiencen a formar cúmulos blancos de azúcar en las orillas, retira del fuego y revuelve muy bien para ir separando las semillas , regresa al fuego y cocinar revolviendo hasta que las semillas tomen un tono a caramelo , después esparce muy bien sobre papel encerado y deja que se enfríen.

Semillas de girasol enchiladas
Ingredientes

150 gramos de Semillas de girasol
2 Chiles de árbol secos
1 diente de Ajo
Sal
2 cucharadas de Aceite
Para esta receta las semillas también deberán estar previamente peladas, coloca el aceite en un sartén y pon a dorar el ajo y los chiles, los chiles deberás retirarlos pronto por que se pueden quemar y amargar, retira el ajo cuando este dorado, después agrega las semillas y tuesta ligeramente con el aceite aromatizado, al sacarlas del fuego agrega el chile pulverizado y un poco de sal, tu botana estará lista.

Fuente: GASTROLAB