24
Vie, Sep

EASBA:LA FABRICA DE AZÚCAR QUE AMENAZA CON DESPOJAR A COMUNIDADES INDÍGENAS DEL PUEBLO TACANA

Agroindustria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Empresa Azucarera San Buenaventura #EASBA, situada en el norte del departamento de La Paz, hasta ahora no ha demostrado ser un negocio rentable y beneficiosa económicamente para los habitantes locales.


Estudios preliminares lo habían advertido, aduciendo que el terreno no tenía la vocación agricola sino más bien forestal, pero el gobierno de turno hizo oídos sordos.
Hoy luego de varios años de estar en marcha dicho proyecto, la experiencia esta demostrando que la siembra de caña en San Buenaventura, tiene un alto costo de producción, que bordea los 5.000 dólares la hectárea de caña, cuando se tiene estimaciones que producir caña en regiones con vocación agricola, llegaría a costar tan solo unos 1000 dólares la hectárea.
Hasta ahora dicha obra faraónica, solo ha servido de excusa para atraer nuevos asentamientos humanos a la zona, principales de sectores sociales denominados interculturales.
Durante la instalación de la fábrica, a cargo de la compañía china CAMC, se hizo evidente el tráfico de colmillos de jaguar promovido por los ciudadanos asiáticos, que sin duda tuvo repercusiones negativas en la imágen del Ecoturismo, practicado en el destino turístico Rurrenabaque Madidi Pampas.
En ese sentido, podríamos sospechar que el objetivo del gobierno del MAS, no era en sí mismo la rentabilidad del negocio, sino más bien atraer a nuevos asentamientos de comunidades interculturales para hacerse dueño de los territorios indígenas y cambiar la vocación económica de la zona.
A la fecha se conoce que el ingenio Azucarero San Buenaventura, tiene sembrado unas 3.500 hectáreas de caña y que para ser sostenible y funcionar a su capacidad instalada, requiere al menos cultivar unas 14.000 hectáreas de caña, situación que podría agravar la afectación a las comunidades indígenas tacanas y esse ejjas que viven en la zona.
Al respecto cabe mencionar que un reporte de Erbol, cita a Daniel Robison, un investigador que en un trabajo denominado la Agroindustria y Amazonía boliviana: el caso de la Empresa Azucarera San Buenaventura, publicado por el Cedla, demuestra que este planteamiento nunca tuvo lugar, porque la mayor parte de la caña que se procesa en San Buenaventura es producida en tierras del propio ingenio.
Quién además, asegura que los pocos campesinos e indígenas que destinan tierras para el cultivo de la caña no son propiamente productores.
Robison sostiene que la producción de caña como la producción industrial de azúcar en San Buenaventura, no son rentables. Por ello, en su trabajo sostiene que la fábrica de azúcar, solo podrá tener continuidad
en base a los enormes subsidios del Estado.
“Sería mucha ironía que el ingenio, que fue ‘un regalo para el departamento de La Paz’, continúe operando con gran pérdida", sentenció el investigador.