09
Vie, Dic

Gobierno prohíbe exportación de productos agrícolas y carne

Agroindustria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Medida política afectará a Santa Cruz así como al resto de los departamentos


> Las cadenas productivas sentirán los efectos de la decisión del gobierno, que no sólo afecta a una región, sino a todos los ciudadanos del país.
La decisión de prohibir la exportación de soya, derivados de la soya, azúcar, aceite y carne de res, fue calificada como una medida política, sin un análisis técnico, y que el argumento de seguridad alimentaria cae por su propio peso, por la sobre producción que se tiene, pero la decisión gubernamental no sólo afecta a Santa Cruz, sino al resto de los departamentos, por la cadena productiva, de acuerdo a opinión de empresarios y economistas.
Antes de la decisión gubernamental, el presidente de la Cámara de Industrias, Servicios y Comercio (Cainco) de Santa Cruz, Fernando Hurtado, lamentó el doble discurso del gobierno, que en septiembre se abrió a un trabajo conjunto entre sector privado y Gobierno, pero en octubre decide cercar a la región y cortar suministro de gas al parque industrial, y que el conflicto sería una cortina de humo ante la ineficiencia y el agotamiento del modelo económico.
El economista y ex director del Banco Central de Bolivia (BCB), Gabriel Espinoza, tiene la hipótesis de que muchos de los conflictos serían empujados por el Gobierno, en un escenario de caída de Reservas Internacionales, y una actividad económica poco dinámica.
Mientras el economista y docente de la Universidad Católica Boliviana, Gonzalo Chávez, en sus redes sociales dijo que prohibir la exportación de productos agrícolas, es una media política, y una barbaridad.
Espinoza explicó que después de la pandemia, la economía quedó en crisis, y el Gobierno trataría de frenar los conflictos por el costo que significa, pero al parecer hace todo lo contrario.
Ahora sumando el cerco a Santa Cruz, que afecta a todas las regiones, rompe las cadenas productivas, como la avícola en Cochabamba, vitivinícola de Tarija, así como los comercios de La Paz
Y, la prohibición de exportar productos representa un costo alto para las empresas, pues la producción está en tránsito, y los despachos de la carne, soya, no van a poder salir, y afectará a los tratados que tiene el emprendimiento con mercados de afuera.
En caso de las Reservas, van cayendo y si se detienen las exportaciones continuarán su curso, y los recursos seguirán escaseando.
Espinoza señala que será difícil obtener recursos mediante deuda externa sin condicionamientos, y recordó que en marzo sólo logro renegociar las obligaciones; y no hay créditos concesionales, la mayoría vienen con contra parte.
La decisión asumida por el gobierno y los conflictos, son malas señales para la inversión extranjera directa, y el país no se vuelve atractivo.
Reiteró que los conflictos tienen un alto costo económico, y extraña que el Gobierno no asuma acciones para frenar las protestas. Espinoza maneja dos hipótesis, una que el gobierno tenga en carpeta medidas estructurales fuertes o no está leyendo correctamente la situación, lo cual sería grave.
Sobre la mala administración del gobierno, que plantea Hurtado, Espinoza dijo que la economía no mejoró, y se refleja en la no cancelación del doble aguinaldo, beneficio que se mide por el crecimiento de junio 2021 a junio 2022, que no llegó a 4,5 %.
Aseguró que no se logró crecer debido al escaso crecimiento a partir del 4 trimestre de 2020, año en que deroga una serie de normas que buscaban impulsar la economía. En 2021 se hizo casi lo mismo que se hizo en el Gobierno transitorio, como los diferimientos con periodos de gracia de seis meses.
También crearon fideicomisos para las pymes, pero debían complementar con fondos de garantía, señaló e indicó que en el Gobierno de transición se buscaba unificar tributos en uno, de manera temporal, pero se dejó sin efecto, y ahora la actual administración sólo lo aplica para los mineros y para nadie más.
Aseguró que no hubo un manejo de la economía, y sólo dieron continuidad a una serie de medidas que se aplicaron en la administración transitoria, y sólo crearon más empresas públicas e incrementaron el gasto público; y la paralización de las actividades gubernamentales obedeció al cambio de funcionarios públicos de experiencia con otros sin conocimiento.
Entre tanto, el economista Darío Monasterio dijo que las medidas asumidas por el gobierno no sólo afectan al departamento de Santa Cruz, sino a todas las regiones, porque están interconectados.
Todos los problemas son de índole político no hay análisis económico que sustente lo que está haciendo el Gobierno, cercar la salida y entrada de productos y bienes desde y hacia Santa Cruz.
La afectación a la ciudadanía comenzó con el corte de suministro de gas a las industrias que repercutió en los empresarios, obreros y trabajadores; no hay producción y provoca problemas sociales.
La falta de voluntad del Gobierno da lugar a pensar qué hay detrás de todas las acciones aplicadas, que se podría apuntar al padrón electoral o a desnudar la realidad económica, así como a los sectores de salud y educación.

Oficial
El Gobierno determinó el miércoles por la noche, la suspensión temporal de la exportación de alimentos estratégicos, como una medida preventiva para garantizar el abastecimiento al mercado interno afectado por el paro cívico en Santa Cruz.
Después de que el Gobierno decidió suspender las exportaciones de soya, azúcar, aceite y carne de manera temporal, el presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia, Luis Barbery, consideró que es una medida contradictoria en la perspectiva de buscar estabilidad económica, puesto que afecta la generación de divisas.