25
Mar, Ene

Industriales no ven ningún beneficio para el sello Hecho en Bolivia

Agroindustria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La CNI considera que la industria nacional necesita insumos del exterior y que los únicos beneficiados en esta coyuntura son los contrabandistas


Juan Carlos Salinas Cortez.- El incremento de los fletes de transporte y logística internacional encarecen los costos de producción nacional. En 2019 el precio de transporte de un contenedor de 40 pies rondaba los $us 1.500 dólares y ahora supera los $us 10.000 (China – puertos del Pacífico).

El encarecimiento de los precios de transporte y logística, las demoras y postergaciones de entrega de bienes reducen los márgenes de beneficio de la producción nacional y favorecen a los bienes importados por vía legal e ilegal (contrabando).

Esa es la posición de la Cámara Nacional de Industrias (CNI) ante esta crisis que afecta al comercio internacional y su impacto en la industria boliviana. “Hoy no se puede hablar de un contexto favorable para la producción nacional con el incremento de precios de transporte y logística internacional; más bien se trata de una subida de costos que reduce la competitividad de la industria nacional”, precisó Ibo Blazicevic, presidente de la CNI.

De haber esta posibilidad ¿qué sectores pueden mejorar su oferta y aprovechar la temporada de fin de año?, se le preguntó. Blazicevic considera que los sectores que tengan menor componente de insumos y materia prima importada pueden tener algún margen de oportunidad; empero, incluso estos sectores requieren de bienes y servicios que complementan su ciclo productivo (embalaje, envases, transportes). En consecuencia, la afectación es global a todos los sectores productivos.

Sustitución de importaciones

La sustitución de importaciones es un proceso gradual que dura varios años en su implementación, mayor a tres años desde la generación de idea, plan de negocio, financiamiento, inversiones, puesta a prueba y marcha de las nuevas instalaciones, producción, promoción y marketing, detalla Blazicevic.

La industria nacional debe ingresar en un proceso gradual de producción de bienes donde tenga ventajas competitivas, es decir, sustitución de importaciones selectiva y competitiva. No se puede sustituir productos o insumos donde la industria internacional tiene grandes ventajas competitivas sea por sus economías de escala o por su alta productividad y competitividad económica y ventajas institucionales en sus propios países, subraya el industrial.