06
Lun, Dic

DENUNCIA Acusan a subalcalde de abrir una vía para que masistas ataquen bloqueos

Actualidad
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

El concejal Federico Morón (C-A) apuntó al subalcalde del distrito 9, Erwin Ortuño. Dijo que el camino fue abierto durante el paro entre La Guardia y Santa Cruz. Según el subalcalde, la calle se hizo en octubre
Juan Carlos Fortún

La apertura de una calle, cerca de la refinería de Palmasola en la jurisdicción de La Guardia, fue utilizada durante el paro multisectorial para trasladar personas vinculadas al MAS desde el municipio vecino a Santa Cruz de la Sierra para el desbloqueo violento de vías. La denuncia fue sentada por el concejal Federico Morón, de la alianza Comunidad Autonómica (C-A), quien también mencionó que el camino fue autorizado por el subalcalde del distrito 9 de la capital cruceña, Erwin Ortuño (UCS) y ejecutada con maquinaria de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra en un predio privado y sin autorización de los propietarios.

Ortuño desmintió la versión del concejal opositor. Aseguró que este camino ya tiene su tiempo, incluso cuenta con alumbrado público. “Los días 11, 12 y 13 de octubre se hizo un mantenimiento de esa vía, a solicitud del municipio y no son trabajos realizados a libre albedrío, porque, como ingeniero civil, conozco el procedimiento que se tiene que seguir cuando es un mantenimiento o una apertura de caminos”, aseguró.

Con referencia a la denuncia sobre la utilización del camino para trasladar grupos de choque del MAS durante el paro, el subalcalde respondió que los mantenimientos se realizaron tres semanas antes de la medida de presión para exigir la abrogación de la Ley 1386, que arrancó el 8 de noviembre. Para ese entonces, justificó que la protesta se mencionaba como una posibilidad

El concejal Morón detalló que esta vía conecta los municipios de La Guardia y Santa Cruz de la Sierra, en la zona de la refinería de Palmasola, y fue utilizada durante los días del paro “para que grupos de choque del MAS” lleguen a la capital cruceña por la Santos Dumont, evadiendo los bloqueos en la doble vía a La Guardia.

“Es en la Santos Dumont donde se encuentra a personal de Tráfico y Transporte de la Alcaldía de Santa Cruz de la Sierra (controlada por el MAS), que no solo llevaban coca a los puntos de bloqueo, sino que también trasladaban a los masistas que servían como grupos de choque, y esto se ha visto en todos los medios de prensa”.

Por su parte, el concejal por el MAS, José Quiroz negó el traslado de personas afines a su agrupación política, así como también desmintió una supuesta alianza municipal con UCS, el partido del alcalde Jhonny Fernández.

UCS y C-A están enfrentados por el control de la directiva del Concejo Municipal. Hace una semana, la bancada de C-A mostró un fallo judicial que instruía la instalación de una sesión, dentro de un plazo de 72 horas, para redefinir la presidencia del organismo deliberante. UCS entró con un recurso ante el Tribunal Constitucional que paralizó la sesión.

Problema ambiental

Uno de los propietarios del predio afectado, Sun Chel Kim, denunció que con la apertura del camino se realizó un gran daño al medio ambiente porque fue tapada una laguna y varios canales de agua. “En 1995, la Gobernación de Santa Cruz nos declaró como zona no apta para proyectos urbanísticos, debido a las reservas acuíferas que protegemos”, informó.

También señaló que el subalcalde Ortuño lo invitó, el pasado 14 de octubre, a participar de una reunión informativa en la que fueron notificados con un plan para la apertura de un camino y drenaje, que forma parte de la conciliación entre Santa Cruz de la Sierra y La Guardia.

“En la reunión, realizada el 18 de octubre, se le explicó (al subalcalde) que no es una zona para asentamientos y le dije que si hay la necesidad de abrir el camino, antes tendría que hacerse un estudio de impacto ambiental y el trámite administrativo ante la Alcaldía de La Guardia”, señaló.

Aseguró que eso molestó a los funcionarios y no avanzó en la propuesta. Días después, el 24 de octubre, las juntas vecinales junto a la maquinaria municipal procedieron a sacar los alambrados, “avasallando los predios de mi familia”, denunció.