06
Lun, Dic

Juristas exhortan al Gobierno restituir 2/3 en el Legislativo

Actualidad
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Reglamento interno de ALP en Bolivia
La Asociación Juristas de Iberoamérica sostiene el requisito permitirá que se restablezca el debate plural y democrático de proyectos de ley y que, en adelante, se socialicen, de manera amplia a toda la población boliviana
Ante las demandas y movilizaciones de protesta de la población, registradas en los últimos días en diferentes regiones del país, la “Asociación Juristas de Iberoamérica” (ASJURIB) exhorta al Gobierno del Estado Plurinacional de Bolivia y a asambleístas del oficialismo que, por respeto a las minorías y al principio democrático fundamental, restituir los 2/3 del Reglamento Interno de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP).

La mencionada asociación sostiene que urge la necesidad de restitución de ese instrumento en la Asamblea Legislativa, para que se restablezca el debate plural y democrático de los proyectos de ley y que, en adelante, se socialicen, de manera amplia a toda la población boliviana, y que los bolivianos tengan certeza democrática.

Los reclamos no han cesado y tampoco el Gobierno se ha pronunciado respecto a otras leyes aprobadas por mayoría absoluta de la Asamblea Legislativa, creando susceptibilidad en la población sobre la centralización del manejo económico, en consecuencia, la concentración del poder, la criminalización de la protesta del sector salud, ascensos a grados máximos de las Fuerzas Armadas y la Policía Boliviana, nombramientos de Embajadores y otros que, al no ser sujetas a debate, son susceptibles de ser consideradas por la población como leyes antidemocráticas y producir subordinación hegemónica de todos los órganos e instituciones del Estado Plurinacional de Bolivia a un solo partido.

Asimismo, sostiene que “desde Bolivia, Juristas y Ciudadanos Iberoamericanos, miembros de nuestra Asociación nos comunican que, en el caso de su país, este debilitamiento se plasma, luego de una transición democrática entre noviembre de 2019 y noviembre de 2020, con nuevas elecciones que dieron la victoria al Movimiento Al Socialismo, partido que contaba con la mayoría parlamentaria y que al filo del cierre del mandato de la Asamblea Legislativa, modificó el reglamento de voto con el fin de reemplazar el requisito de los 2/3 de votos por el de la mayoría del Legislativo”.

Consideran que es importante señalar que los 2/3 de votos suponen la necesidad de debatir y consensuar los proyectos de leyes; sin embargo, al no contar con el debate, la imposición de un paquete de leyes generó el repudio de la ciudadanía que, desde el pasado lunes 8 de noviembre, ha empezado un paro cívico movilizado, que ha paralizado las principales ciudades del país.

Esa extraordinaria movilización en contra del paquete de leyes ha ido radicalizándose en el transcurso de la semana y ha motivado que el mandatario de Estado, luego de evaluar la situación, haya determinado el compromiso del Gobierno a la abrogación de la Ley 1386, que aprueba una Estrategia Nacional de Lucha contra la legitimación de ganancias ilícitas y financiamiento del terrorismo, como un mecanismo para dejar a la ciudadanía sin argumentos para continuar la protesta ciudadana.

 

SEGÚN CPE

La Asociación Juristas de Iberoamérica recuerda que según la Constitución Política del Estado (CPE) del 7 de febrero de 2009, “el pueblo boliviano, de composición plural, desde la profundidad de la historia construimos un nuevo Estado. Un Estado basado en el respeto e igualdad entre todos, con principios de soberanía, dignidad, complementariedad, solidaridad, armonía y equidad en la distribución y redistribución del producto social, donde predomine la búsqueda del vivir bien; con respeto a la pluralidad económica, social, jurídica, política y cultural de los habitantes de esta tierra; en convivencia colectiva con acceso al agua, trabajo, educación, salud y vivienda para todos”.

Artículo 3. La nación boliviana está conformada por la totalidad de las bolivianas y los bolivianos, las naciones y pueblos indígena originario campesinos, y las comunidades interculturales y afrobolivianas que en conjunto constituyen el pueblo boliviano.