19
Sáb, Jun

Tierras raras valen más que el oro

Actualidad
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Angélica Siles Parrado La Constitución Política del Estado establece en el Art. 357, “Por ser propiedad social del pueblo boliviano, ninguna persona ni empresa extranjera, ni ninguna persona o empresa privada boliviana podrá inscribir la propiedad de los recursos naturales bolivianos en mercados de valores, ni los podrá utilizar como medios para operaciones financieras de titularización o seguridad. La anotación y registro de reservas es una atribución exclusiva del Estado”.


Las “tierras raras” (Rare Earth Elements) son minerales del futuro: comprenden un grupo de elementos químicos de la serie de los lantánidos, que son; lantano, cerio, prasedimio, neodimio, Prometeo, samario (conocidos como tierras raras livianas o Light Rare Earth Oxides) y el europio, gadolinio, terbio, disprosio, holmio, erbio, tulio, iterbio y lutecio (conocidos como las tierras raras pesadas o Heavy Rare Earth Oxides), el itrio y el escandio. Salvo el Prometeo, los demás lantánidos se encuentran como óxidos metálicos contenidos en 25 minerales, de los cuales los más importantes, que se explota económicamente, son: bastnaesita (flúor carbonato de tierras raras), monazita (fosfato de tierras raras) y xenotima (fosfato de itrio).
Las “tierras raras” como el cerio y el erbio participan de la composición de aleaciones metálicas especiales; el neodimio, holmio disprosio son necesarios para ciertos tipos de cristales de láser; el samario es un componente esencial de los imanes permanentes más intensos que se conoce y que han abierto el camino para la creación de nuevos motores eléctricos; el iterbio y el terbio tienen propiedades magnéticas que se aprovecha en la fabricación de burbujas magnéticas y dispositivos ópticos-magnéticos, son para el almacenaje de datos en las computadoras y el europio y el itrio excitan el fosforo rojo en las pantallas a color; el indio favorece dando color azul a las pantallas a color, fenómenos catalíticos en la refinación del petróleo, elaboración de cerámicas superconductoras, fibras ópticas, refrigeración y almacenaje de energía, vidrios de alto índice, polvos de pulido en óptica, baterías nucleares, captura de neutrones, tubos de rayos x, comunicación por microondas, tubos de haz electrónico, equipos de imágenes en medicina, entre otros usos relevantes de las tecnologías modernas; electroimanes que se usa en las turbinas eólicas o en los trenes de levitación magnética de alta velocidad (Mag Lev), fabricados con una aleación de neodimio y boro, existentes en los departamentos de Potosí, Oruro, La Paz y el oriente boliviano. El gramo de cesio purificado tiene un costo de 400 $us.
Rusia y China fabrican vacunas para la exportación. Argentina cedió territorios a China en la Patagonia para la instalación de una planta de observación, sin aclarar el tamaño que tendrá el terreno. Venezuela autorizó a China usar amplios territorios para fines que sean de su interés, comenzando por el petróleo, el minero y el tecnológico. Por tanto, las vacunas serían a cambio de territorios de los países compradores.
El mundo está en busca de las “tierras raras”, China es el primer productor, Bolivia sobrepasa a China con yacimientos de “tierras raras”. El convenio firmado con Rusia para la compra de 5 millones, 200.000 dosis, se guarda en reserva a título de “Confidencial”, acaso se estaría regalando nuestras tierras a cambio de vacunas Sputnik V.
El informe “Economist Intelligence Unit de Inglaterra”, reveló que se hizo una llamada telefónica de Rusia sobre la “cláusula de confidencialidad”, a la que se refirió Arce después de haber firmado el acuerdo. Sería un pretexto para no revelar cómo sería el pago de Bolivia a Rusia. Cuesta $us 9,50 por cada vacuna, hasta ahora no se informa cuánto se gastó.
En Bolivia existen 44 áreas de yacimientos de uranio, Potosí es el departamento que más dióxido y trióxido de uranio posee, siguen Santa Cruz, Oruro, La Paz, Cochabamba y Tarija, con el triple del normal de otros países. Su principal uso es combustible para los reactores nucleares y como armamento nuclear y estabilizadores para aviones y satélites artificiales. En el norte de La Paz hay oro en abundancia, viene acompañado de rodio, que es más caro que el oro y que no se cobra aparte.

La autora es Economista, ex Asambleísta Constituyente.