07
Dom, Mar

Denuncian que el MAS toma las oficinas del Tipnis

Medioambiente
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times


Los dirigentes contaron que se enfrentaron entre los dos grupos.


Pamela Pomacahua / La Paz.-La oficina de la Subcentral del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro-Sécure (Tipnis) fue tomada por la fuerza el 14 de febrero. Los autores fueron indígenas afines al MAS liderados por Domingo Nogales, según la denuncia de los dirigentes del lugar, quienes afirman que el objetivo de esta apropiación es sembrar más coca, reactivar la construcción de la carretera y anular la personería jurídica de la organización.

“Con la toma de la institución quieren primero anular el título ejecutorial y la personería jurídica. Luego, sembrar más coca y dejar la puerta abierta a todas las empresas petroleras mineras para saquear los recursos y para eso están pidiendo carretera”, denunció el presidente de la Subcentral Tipnis, Benigno Noza, a Página Siete.

Noza dijo que el interés del grupo de Nogales es seguir negociando el territorio para ampliar los cocales encabezados por el Consejo Indígena del Sur (Conisur). Este medio intentó comunicarse con el exdirigente de la subcentral Domingo Nogales, para conocer su versión, pero no contestó su celular.

En diciembre de 2020, Nogales debió convocar a nuevas elecciones, pero no lo hizo, es así que entre el 14 y 17 del mismo mes, en la comunidad Santa María de la Junta, se realizó el 35 Encuentro de Corregidores y Comunidades del Tipnis y eligieron al nuevo presidente del sector, Benigno Noza.

Ese mismo mes, Nogales convocó a un encuentro de corregidores en la comunidad de Gundonovia, Trinidad. “Esta reunión no es válida porque toda autoridad que se elige es dentro del territorio”, indicó el gran Cacique Yuracaré, Comunidad Nueva Vida, José Luis Antezana.

Según Noza, Nogales no quiere reconocer a la actual directiva y un grupo de cocaleros del trópico e indígenas tomaron las oficinas el 14 de febrero. Ese día hubo enfrentamientos entre ambos grupos. Dos jóvenes resultaron heridos y fueron trasladados a un centro de salud. La Policía cerró con candado esa oficina. “El que abra este candado será aprehendido”, fue la advertencia del policía a los presentes, contó Noza. Sin embargo, al día siguiente la oficina fue tomada.