15
Lun, Ago

Diferencias entre verduras y hortalizas

Medioambiente
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Las verduras son uno de los alimentos más importantes que se deben comer, y las verduras son una de esas verduras que no pueden faltar en el plato.

Esto se debe a que son un alimento rico en micronutrientes (especialmente vitaminas y minerales), y aunque se requieren en dosis muy bajas, son un alimento fundamental para una buena salud.

Un gran ejemplo de la importancia de incluir verduras frescas en nuestra dieta es que son ricas en vitamina C, una de las vitaminas más destacadas en la regeneración del tejido humano, y no podemos encontrar fuentes animales en ningún alimento. Aunque es un micronutriente principalmente asociado a frutas como los cítricos, es una vitamina que está especialmente presente en las verduras, pero para poder aprovecharla es necesario consumir verduras crudas ya que las calorías de la cocción se destruyen en cualquier dieta. este importante alimento.

Por otro lado, además de la vitamina C, las verduras y hortalizas también contienen multitud de otros tipos de vitaminas como la A, E, K, algunas vitaminas del grupo B y minerales como magnesio, potasio, hierro o calcio. Lo que convierte a este tipo de alimentos en uno de los más importantes que debemos comer, ya que es la base de toda dieta sana y equilibrada.

Diferencias entre verduras y hortalizas

Las hortalizas son el conjunto de plantas cultivadas en huertas o regadíos en la mayoría de los casos y consumidas como alimento, ya sea crudas o cocidas. Las hortalizas incluyen verduras y legumbres. Las verduras no incluyen frutas ni granos. Las hortalizas son hortalizas cuyo color principal es el verde. La lechuga, las acelgas y la col rizada son ejemplos de vegetales. También pensamos en la coliflor como un vegetal y comemos las flores que contiene.

Las hortalizas son una parte esencial de nuestra dieta. La mayoría de las veces, no son los alimentos favoritos de las personas, especialmente de los niños pequeños. Y, muchas veces, no sabemos cómo incorporarlos adecuadamente a nuestros platos.

Las verduras se pueden preparar de mil formas: crudas, fritas, asadas e incluso germinadas. Los alimentos fermentados y germinados pueden enriquecer muchos de nuestros platos diarios y ayudarnos a mantener una dieta equilibrada, completa, sana y sabrosa.

 

En este punto, enumeraremos cuáles son los diferentes tipos de vegetales y cómo distinguirlos.

  • Verduras: Como ya mencionamos, una verdura es un tipo de hortaliza. Son la parte verde de las verduras de la huerta. Aunque en algunos casos también se consideran vegetales algunos tallos jóvenes. Los ejemplos más evidentes de verduras son las espinacas, la lechuga o las acelgas.
  • Bulbos: Los bulbos son vegetales redondos que crecen bajo tierra. Este tipo de vegetales se refiere a vegetales que contienen sustancias de almacenamiento además de sus formas peculiares. No hay muchos tipos de bombillas. Los ejemplos más obvios son las cebollas y el ajo. Ambos crecen bajo tierra, revelando una planta que no se usa como alimento en la superficie.
  • Tallos comestibles: Los tallos comestibles a menudo se denominan vegetales de tallo. Estas plantas tienen la particularidad de contener en sus tallos un alimento altamente comestible rico en importantes nutrientes. Esta parte de la planta es la sustancia que sustenta las flores y frutos. Los más comunes son los espárragos, el apio, el ruibarbo, etc.
  • Raíces comestibles: Este tipo de verduras se encuentran entre las más populares, especialmente las que los humanos hemos consumido durante mucho tiempo. De hecho, las raíces de las plantas también son partes comestibles. Las zanahorias, los rábanos o los nabos son algunos de los más comunes y podemos comprarlos en casi cualquier parte del mundo.