19
Jue, May

VIGILANCIA CLIMATOLÓGICA DE MARZO 2022 (Iniciada en 1987)

Medioambiente
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times


-Importante enfriamiento sin llegar a la normalidad se ha registrado en este mes en la temperatura
media.


-Las temperaturas mínimas de S.M. de Tucumán, equivalente al contenido de vapor de agua en el
continente continúan creciendo lo que podría atenuar la sequía presente. Sobre el centro de Brasil y
centro de Argentina se observa ya una atenuación de la sequía.
-Las anomalías de las temperaturas máximas en S.M. de Tucumán están declinantes (negativas)
debilitando las formaciones nubosas. Se espera que continúe este proceso desecante.
-Las temperaturas costeras sobre el O. Atlántico están alrededor de lo normal con tendencia negativa.
En él O. Pacifico están levemente frías sobre la región tropical. En estos meses de Abril-Mayo se
definirían una nueva fase del ENSO.
-Las tendencias de las presiones atmosféricas en ambos litorales Atlántico y Pacifico continúan en
ascenso como señal de sequía en el Este de Argentina. Esto es contradictorio con los índices
negativos de sequias observados.
-La Oscilación del Sur (SOI) continúa positiva favorable a un desarrollo de un evento “La Niña
Tardía”.
-Los motivos de la intensa sequía Tropical en Sudamérica parecen ser de otra génesis, en particular
sobre un debilitamiento de la Convergencia Intertropical. El corte de los índices de sequias sobre el
corazón del continente Sudamericano parecería conducir el actual proceso atmosférico-oceánico
hacia una fase de neutralización.
- Los modelos del IRI-USA y Centro Europeo pronostican condiciones neutrales en el resto de este
año.
-El epicentro de las sequias sobre el centro de Brasil y países vecinos se ha debilitado mientras que
estas crecen sobre USA donde ya llevan cinco meses con una evolución persistente de las secas.
-Las regiones con mayor estrés hídrico observada desde satélite hasta el 1 de Abril del 2022 se ven
en el continente sobre Patagonia, partes de Cuyo, y extremo NE de Argentina. En el extremo N y E
de Uruguay, SE de Bolivia, O y SE de Paraguay y centro de Brasil persiste el déficit hídrico.

Dr. Cts. Met. Juan L. Minetti
Director