25
Dom, Sep

Ganadería del país lidera el avance regional y en 8 años crecerá un 20% en 8 años crecerá un 20%

Pecuaria
Tools
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

FEGASACRUZ informó que la inseguridad jurídica promueve la venta de predios y la migración de ganaderos bolivianos a Paraguay. La CAO expresó su rechazo a modificaciones a la normativa agraria sin consenso

En los próximos ocho años, el hato bovino de Bolivia crecerá en 20,1%, de 10,43 millones a 12,53 millones de cabezas, proyectó la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), institución empresarial que considera que el porcentaje —el mayor en la región— es bajo para el potencial productivo que tiene el país.

Las cifras están en el “Portafolio estadístico del sector ganadero bovino 2021” presentado ayer por la federación, un documento de 212 páginas que posee toda la información requerida por un ganadero o una empresa pública o privada para implementar políticas, acciones, planes o programas de desarrollo para el sector.

El Portafolio detalla que desde 2013 el crecimiento anual promedio del ganado en todo el país fue de 2,5%, mientras que en ese mismo período el ganado paraguayo se acrecentó anualmente en 1,6%, el brasileño en 0,8%, el uruguayo en 0,54% y  el argentino en 0,5%.

“Nosotros creemos que podemos hasta doblar la tasa de crecimiento, si se mejoran ciertas condiciones relacionadas con la seguridad jurídica y mayores mercados”, afirmó Adrián Castedo, presidente de Fegasacruz.

La incertidumbre que enfrenta el sector, detalló, tiene que ver con la toma de tierras, el abigeato y la intención del Gobierno y campesinos de cambiar la normativa agraria, factores que “frenan y ahuyentan” la inversión.

“Por la inseguridad jurídica, no solo hay muchas propiedades en venta, sino también muchos ganaderos que han decidido migrar al Paraguay y producir carne allá”, afirmó Castedo. “Ni el Instituto Nacional de Reforma Agraria ni la Autoridad de Bosques y Tierras atienden las denuncias de avasallamientos en Santa Cruz”, acotó.

Al respecto, la Cámara Agropecuaria del oriente (CAO), a través de un comunicado, hizo conocer ayer su rechazo rotundo a que “un sector minoritario, impulsado por la Federación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz Apiaguaki Tüpa, pretenda modificar normas vigentes de los últimos 25 años, a la que todo el sector productivo nacional se ha regido conforme a Ley”.

Esta preocupación hace referencia a las negociaciones que lleva adelante el Gobierno con la dirigencia del campesinado cruceño, para dar atención a un pliego en el que se encuentra la planificación de una nueva ley de tierras, el análisis de tierras fiscales no disponibles, la anulación de las concesiones forestales y la modificación del Decreto Supremo 29215, que reglamenta el servicio nacional de reforma agraria.

Seguridad jurídica

“La modificación del Decreto 29215 no afecta a nadie. Solo son unos cinco artículos a modificar para agilizar los trámites de las comunidades antiguas que cumplen la función social”, afirmó Franklin Vargas, secretario ejecutivo de la Federación de Trabajadores Campesinos de Santa Cruz.

Castedo lamentó que sean las tierras productivas, que generan empleos y divisas para el país, las que estén en la mira de otros intereses y que el Gobierno no brinde apoyo a la ganadería, que puede generar mayores ingresos y divisas para el Estado boliviano.

El sector ganadero podría absorber miles de empleos en el país y podría, eventualmente, sustituir las exportaciones de hidrocarburos en el mediano y largo plazo”, sostuvo el titular de Fegasacruz.

La carne ha pasado a ubicarse en el quinto lugar entre las exportaciones de productos no tradicionales del país, destacó María Esther Peña, gerente Técnico del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, durante la presentación del “Portafolio estadístico del sector ganadero bovino 2021”

El año pasado, las ventas externas de carne y derivados sumaron un valor de $us 100 millones y al primer semestre registraron unos $us 80 millones, indicó.

Peña destacó también las inversiones efectuadas en predios, pasturas, sanidad, cadenas de frío, genéticas y otros para alcanzar resultados positivos como los que muestra el documento.

El informe proyecta que el saldo exportable de carne vacuna suba en 35,6%, de 51.739 toneladas este año a 70.189 t en 2030.

PRONÓSTICO POR REGIONES

Pronósticos del clima en Bolivia