16
Dom, Jun

Precios, tipo de cambio y contrabando agobian a productores de leche

Pecuaria
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

HACIENDA LECHERA DE GUILLERMO ROCCO, SANTA CRUZ. Los precios bajos, tipo de cambio y el ingreso de productos de contrabando afectan la exportación de leche en el país que registró una caída del 28,4 %, en los últimos dos años, informó el gerente general de PIL Andina, Daniel Aguilar.

“Lamentablemente en otros mercados existen productos que ingresan de contrabando al país, también productos importados que tienen un menor precio, por el tipo de cambio, y eso definitivamente afecta a toda la industria nacional y no solo a PIL”, manifestó Aguilar.

La crisis en el sector lácteo viene desde 2016 por el ingreso de productos de contrabando, principalmente. Lo que actualmente hace la empresa es ir cerrando esa brecha, mediante la recuperación de los mercados perdidos.

PRODUCCIÓN

Mientras en los últimos seis años el consumo per cápita ha crecido de 42,8 (el 2012) a 61,8 litros por persona/año el 2017; en la zona de mayor rendimiento disminuyó. La producción de leche, que en los últimos años había alcanzado a 1.2 millones de litros diarios, en un contexto de crecimiento importante del consumo per cápita anual, se contrajo.

Según Fedeple (Federación de Productores de Leche de Santa Cruz), el bajón se registró en estos cinco meses del año pasado con relación al 2017, donde se generó solo 1.0 millones de litros de leche diarios, con una disminución “nada alentador” de 200 litros diarios, lo que equivale a un descenso en el orden del 16,6 %, público un matutino de Santa Cruz.

ZONAS

José Luis Farah, presidente de Fedeple, atribuye la situación a dos hechos: primero a los factores naturales como las intensas lluvias de inicio de año, y segundo, a la incesante expansión de las urbanizaciones sobre predios de ganadería lechera, como sucede en municipios potencialmente productores como son Warnes, Portachuelo, Montero, Colpa Caranda, entre otros.

“El avance de las urbanizaciones se ha registrado en Portachuelo y Warnes. Este último que antes era capital lechera de la región, ha dejado de serlo. Por ese hecho hemos visto que no ha crecido, la producción de leche prácticamente ha disminuido”, informó el directivo.