25
Jue, Jul
118 New Articles

Subvención de más de $us 2.000 millones no frena alza de productos

ECONOMIA
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La subvención a los carburantes y algunos alimentos es un “esfuerzo” que le permite a Bolivia mantenerse con la inflación más baja de la región, según el ministro de Planificación del Desarrollo, Sergio Cusicanqui, en medios oficiales. Sin embargo, el costo pasa los 2.000 millones de dólares y la escasez de la divisa retrasa los pagos a los proveedores, a pesar de ello se registra alza de precios de algunos productos en el mercado local.

Desde el año pasado, el analista financiero Jaime Dunn informó que la subvención cuesta a los bolivianos alrededor de 2.000 millones de dólares, por ello se registra una inflación baja y que la mayor parte se lo llevan los combustibles, diésel y gasolina.

Para esta gestión el presupuesto para la subvención se incrementó, sólo para hidrocarburos a 1.500 millones de dólares, también subieron para los alimentos y servicios.

El 2022 del presupuesto asignado para la subvención de 700 millones para los hidrocarburos, al finalizar la gestión, la cifra llegó a 1.700 millones.
Los transportistas de cisternas en redes sociales informaron que hay muchos vehículos varados en las fronteras, debido a que los proveedores esperan el pago por el combustible para ser cargados.

El economista Gonzalo Chávez, en reiteradas oportunidades, exige que las autoridades de economía informen que sí Bolivia tiene la inflación más baja del continente obedece a los millonarios subsidios que se gasta el Gobierno.

Por su parte, el presidente del Colegio Departamental de Economistas de Tarija, Fernando Romero, sostiene que los datos que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre el Índice de Precios al Consumidor (IPC) están alejados de la realidad, una cosa son los datos estadísticos y otra el vivir de la gente cada día, que tiene que ver que en el mercado su poder adquisitivo se redujo.

“A pesar de ese contexto complejo, Bolivia sigue resaltando, porque en comparación con los otros países que tienen unas inflaciones mucho mayores a la de Bolivia, Bolivia resalta porque se mantiene con una de las inflaciones más bajas de la región”, afirmó en contacto con Bolivia Tv. Explicó que, en las últimas semanas, hubo un ataque especulativo respecto al alza de algunos productos principalmente en Santa Cruz y Tarija, que tuvo el fin de encender la idea de una crisis económica.

Sin embargo, la explicación es que algunos productos como el tomate y la cebolla sufren variación en los precios, debido al retraso en la cosecha por los efectos de los fenómenos climáticos, como la sequía y la helada.

“Lo que estamos viendo dentro de la inflación nacional es que estamos teniendo un efecto de inflación importada, pero también estamos teniendo los efectos en los precios a raíz de los fenómenos climatológicos, la presencia de la helada, en plantaciones de tomate”, aseveró.

El objetivo del Gobierno nacional es mantener la estabilidad económica, brindar tranquilidad y certidumbre a las familias bolivianas. En ese marco, mantiene la política de subvención a los combustibles y algunos alimentos.

A través de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), “la subvención de los combustibles permite también amortiguar los efectos de la inflación importada que se refleja en algunos productos”, indicó.

Por otro lado está vigente, mediante la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa), la subvención a algunos alimentos estratégicos, como el maíz y el trigo, para la producción de harina, carne de pollo, entre otros.

Además de ello, el Gobierno incentiva a la producción agrícola mediante diferentes programas y proyectos. Un ejemplo es la papa, cuya cosecha mejoró, su precio redujo entre abril y mayo y balaceó la variación de costos de otros productos.

“Además de ese incentivo a la producción agrícola, lo que vamos a hacer es implementar las ferias del precio justo en diferentes ciudades del país para de esa manera poner a disposición de las familias bolivianas el producto y brindarles una opción”, anunció.

Bolivia tiene la primera inflación acumulada más baja de la región, con una tasa de 1,31%, al primer cuatrimestre de 2024, respecto a Perú (1,36%), Ecuador (1,79%), Brasil (1,95%), Chile (2,20%), Paraguay (2,80%), Uruguay (2,84%), Colombia (3,34%), Venezuela (6,27%) y Argentina (6,50%).

Incremento

Sin embargo, Erbol señala que el viceministro de Defensa del Consumidor, Jorge Silva, admitió que hay un incremento de precios en algunos productos agrícolas, como el tomate y la cebolla, debido a su importación desde Perú. Además, productos de limpieza y detergentes provenientes de otros países que también han experimentado un alza en sus costos.

“Sí está más caro dependiendo de qué quieras comprar”, señaló Silva en el programa Hagamos Democracia de la red Erbol, al evaluar la variación de precios de algunos productos de la canasta familiar. Explicó que esta variación es estacional, particularmente en invierno.

Además indicó que todos los años, en esta época, el tomate y la cebolla enfrentan dificultades de abastecimiento y precios elevados porque no se están cosechando en Bolivia y, por lo tanto, son importados. “Por ejemplo, actualmente la cebolla y el tomate están caros porque vienen del Perú. La cosecha nuestra va a empezar en junio, julio, agosto y ahí veremos que los precios de estos productos bajan”.

El viceministro también admitió un aumento en los precios de productos de limpieza y detergentes, así como en algunos productos alimenticios. “El champú, ace, jaboncillos, productos para tinte de cabello, perfumes, desodorantes, ambientadores; todos los productos detergentes de limpieza han subido de precio”, explicó. La causa de este incremento se debe a que estos productos son importados de países como Chile, Perú, Brasil y México.

Precios

En las últimas semanas el precio del arroz sufrió un incremento, por ello Emapa anunció que va vender el producto al público y en algunas ciudades del país se observan largas filas para adquirir el producto a un valor menor.

Las bebidas y golosinas, así como juguetes también sintieron los efectos de la escasez de dólares en el mercado nacional y elevaron su valor.
La economía nacional actualiza sus precios, a pesar del discurso de las autoridades nacionales, de la inflación baja y estabilidad de precios, pues también el huevo se mantiene alto y no vuelve a los valores prepandemia.

Análisis

La variación del IPC de abril 2024 fue positiva, de 0,57%. De abril de 2023 fue de solo el 0,18%, la 3ra. parte de manera comparativa. En 4 meses del 2024, ya alcanzamos el 61% (más de la mitad) de la inflación acumulada de todo el 2023, que fue del 2,12%, según el análisis de Romero.

La inflación acumulada de enero a abril 2024 fue de 1,31%, sin embargo, comparando con el 2023, durante el mismo período, el valor era de apenas fue 0,01%. Se observa que el incremento del IPC es sostenido en este 1er. cuatrimestre 2024, sobre todo por la escasez de dólares en la economía que ejerce mayor presión inflacionaria y pérdida del poder adquisitivo en la población, sostiene el economista.