14
Vie, Jun
94 New Articles

Lluvias volvieron a castigar a Porto Alegre y suspenden los rescates

MEDIOAMBIENTE
Typography
  • Smaller Small Medium Big Bigger
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Las lluvias volvieron a castigar a la ciudad de Porto Alegre, en el sur de Brasil, que está parcialmente inundada por los temporales de la última semana y obligaron a suspender las labores de rescate de personas aisladas.

La Alcaldía de la capital del estado de Rio Grande do Sul indicó que la llegada de un nuevo frente de tormentas, con vientos que se calcula que pueden llegar a 90 kilómetros por hora, llevó a decidir que se interrumpa la tarea de los equipos que buscan rescatar a miles de personas que aún están en zonas de riesgo.

Los temporales, que comenzaron hace más de una semana, ya causaron más de107 muertes en Rio Grande do Sul y otro fallecimiento en el vecino estado de Santa Catarina, también afectado por el fenómeno, aunque con una intensidad menor.

El balance agrega que también hay 128 desaparecidos y 372 heridos en Rio Grande do Sul, donde el 80% de los municipios está total o parcialmente bajo el agua y unas 230.500 personas tuvieron que abandonar sus hogares.

El total de damnificados por el desastre climático se sitúa en torno a 1,5 millones de personas, muchas de las cuales están a la espera de ser rescatadas de las zonas más afectadas.

También fueron destruidas miles de viviendas e infraestructuras, como puentes o carreteras, y el aeropuerto de Porto Alegre se ha convertido en una inmensa laguna, lo que ha obligado a interrumpir totalmente sus operaciones hasta fines de este mes.

Asimismo, fueron perjudicadas la producción agropecuaria y toda la actividad económica de uno de los estados más prósperos de Brasil.

Las autoridades aún desconocen el costo de la reconstrucción, pues la verdadera magnitud de los daños solo podrá ser calculada una vez que las aguas bajen.

Guterres lamentó las inundaciones

 

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, lamentó las graves inundaciones en Brasil y las atribuyó a los “efectos devastadores” de la crisis climática.

En breve comunicado se indica que Guterres se encuentra “profundamente entristecido” por la pérdida de vidas por los estragos ocasionados debido a estas fuertes lluvias e inundaciones.

Inundaciones damnificaron 61.400 viviendas

Las inundaciones damnificaron al menos 61.400 viviendas, de las que 6.200 quedaron totalmente destruidas, según datos parciales divulgados por la Confederación Nacional de los Municipios.

La entidad calcula en 6.400 millones de reales (unos 1.280 millones de dólares o 1.191 millones de euros) los daños provocados hasta ahora por la mayor tragedia ambiental registrada en Rio Grande do Sul, Estado del sur de Brasil fronterizo con Argentina y Uruguay.

Cerca de la mitad de esas pérdidas, unos 3.400 millones de reales, se refieren precisamente a los daños sufridos por las viviendas.

La Confederación aclaró que su balance incluye los datos comunicados hasta ahora por las alcaldías pero que se trata de cifras parciales, que son actualizadas todos los días y que será necesario un mayor tiempo para contabilizar todas las pérdidas.

Asimismo, aclaró que no todas las alcaldías comunicaron sus datos y que algunas enfrentan dificultades para hacerlo debido a los propios daños sufridos por la infraestructura y los sistemas de comunicaciones. 

(Infobae/Efe)